Radio gesto(s) sin bordes: expandir los actos de la escucha, los modos de estar juntxs

Bertha Díaz
Universidad de las Artes

Género: Podcast

Autorxs: Varixs (convocadxs por la Cátedra de Dramaturgia Sonora en el Teatro, de la Universidad de Québec en Chicouitimi).

Título de la obra: Radio geste(s) sans bord  (Radio gesto(s) sin borde).

Año: 2021

Lugar: Canadá.  

Disponible en línea en: https://radiogestessansbord.com/

El borde como orilla de algo; como el límite que muestra el extremo más exterior de una materia, de una idea, de un territorio. El borde como franja que separa esto de lo otro. La línea que determina, que contiene y  desde la que, a su vez, se avizora un afuera del cual es posible distinguirse o vincularse con-frente-contra-él.

Previo a estos tiempos pandémicos, desde la cátedra de Dramaturgia Sonora de la Universidad de Québec en Chicouitimi se nos lanzó la convocatoria a varixs artistas y teóricxs de las artes, para pensar juntxs alrededor de la noción de gesto(s) sin borde, en el marco de un coloquio académico que ya desde su génesis ponía en tambaleo los mismos bordes de su formato.  Se planteó que los trabajos fuesen realizados por duplas configuradas entre personas que no nos conocíamos previamente entre nosotrxs y que, además proveníamos de territorios estéticos, físicos y lingüísticos dispares. Asimismo, se nos dio la posibilidad de que los formatos para indagar en el eje propuesto fuesen totalmente libres: un juego para que forma y contenido se correspondan entre sí.

Luego de unos meses de cocerse los diálogos entre las inusitadas parejas que formamos, la intención era que los gestos se espacialicen en la arquitectura de la Universidad de Chicouitimi, que pensemos en ella como una suerte de caja de resonancia para nosotrxs: revisamos planos, trazamos propuestas, nos imaginamos juntxs en Canadá en este coloquio desbordado. Pronto, sin embargo, las fronteras físicas de todos los países se cerraron con la eclosión del COVID-19 y lo que habíamos planeado se quedó en suspensión.

La cátedra de Dramaturgia Sonora, sin embargo, continuó con la inquietud del proyecto y tomando pistas de su propio eje le dio un vuelco al mismo y decidió convertirlo en una radio en línea. Se nos pidió a lxs participantes que quisiéramos permanecer en esta nueva versión, nos adaptemos al marco del podcast. Curiosamente lo que pasó es que tal como mucho artistas han corroborado en la historia (pienso en quienes formaron OULIPO, por ejemplo): una constricción a veces es necesaria para que una expansión se produzca.

Tras pasar a esta modalidad las inquietudes y potencias propias de las disciplinas de lxs participantes (artes visuales, cine, artes escénicas, literatura, biología, antropología, entre otras) se pusieron al servicio del nuevo formato, pero también al servicio del acto de la escucha, que está vinculado con ese medio previsto. Así, poco a poco, el ensayo de cómo constreñir a lo audible aquellos gestos sin bordes que estuvimos cociendo, hizo que pasemos por la travesía de la desfiguración y re-configuración hasta encontrar una figura inaudita de nuestros gestos, pero también una re-figuración del podcast como medio expresivo.

Curiosamente, también, este proceso abrió preguntas, al menos para mí como co-creadora de uno de los podcast, pero también como escucha del resto que conforman esta radio,  para activarse en dimensiones múltiples. Entre otras, una inquietud profundamente corporal (aunque nuestros cuerpos habían sido sustraídos de la posibilidad de encontrarse en une espacio físico común) sobre qué ofrecer a alguien desconocidx para que preste oído, en otras palabras: para que disponga su escucha, por ende su cuerpo, a aquello que está esperando de sus sentidos para explorar sus modos de existencia.

El ejercicio de desplazamiento formal nos permitió concienciar que este gesto aural dispuesto a lxs otrxs no solo operaría en una dimensión estética sino que en los encuentros que propiciase iba a ir revelando su dimensión política, puesto que lanzar algo a la escucha es generar un llamado para que quien se disponga a ella decida escindirse de la realidad audible dominante e ir al afuera de su orilla. Es decir, le implica al auditor/a/x salir también de lo que escucha habitualmente para entregarse a un paisaje aural desconocido y que, además, en este caso, se deslinda de lo reconocible, de lo familiar. 

Esta radio poco a poco fue constituyéndose de experiencias insólitas. Si uno deambula por los proyectos se puede topar con rastros de paisajes sonoros de escenarios geográficos concretos que por su recomposición insólita permiten generar mapas inauditos vibrantes y misteriosos; también es posible atravesar estados sensoriales generados por experimentaciones atmosférico-sónicas que cruzan escenas de lo doméstico con lo ficcional. Asimismo, experiencias que expanden desde la escucha, rastros de algo visto y desde ahí ponen en tensión los límites del decir-del oír-del percibir. También están los trabajos  que han tomado prestados archivos preexistentes del arte, pero también de la calle y de las tradiciones populares para generar ensambles inauditos que nos interpelan poética y micropolíticamente.

Cabe señalar que aunque lo central es la escucha, varios podcast se complementan con cuadernos de trabajo,  así como diarios de imágenes fijas y en movimiento. Se trata de una radio que  ha habilitado una red que permite a quienes lleguen a ella abrirse a otras relaciones con los propios sentidos, con otros pliegues de lo audible, de lo sensible.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.