Nota Editorial: Tiempos extraños

Este número de Sycorax está dedicado a la memoria de Jorge Ortega Morales, padre de nuestra querida compañera Alicia.

Sycorax #4 se presenta en medio de una convulsa coyuntura nacional que procura, si no desentrañar, sí definitivamente pensar desde la resistencia afirmativa, afectiva y conceptual, una realidad compleja, dolorosa, en muchos aspectos abyecta.

En los meses que nos ha tomado armar el número -tiempo prolongado en el que tuvimos que aprender a escuchar los crujidos del momento que habitamos para no forzar los ritmos del pensamiento y de la escritura, los nuestros y los de nuestrxs colaboradoxs- una serie de cuestiones en el plano político y social impusieron en varias ocasiones giros decisivos en la forma en que habíamos imaginado en principio esta entrega de Sycorax. La coyuntura no ha cesado, en este tiempo, de ampliar nuestra capacidad de asombro ante la necropolítica que la domina.

Así, desde el veto al Código Orgánico de Salud que bloqueó de modo antidemocrático, despótico e ilegítimo una serie de derechos humanos por causa del lobby conservador ecuatoriano que goza, por contraste, de excelente salud y vías despejadas para el ejercicio de su influencia sobre las políticas de Estado, hasta la más reciente coyuntura electoral que cada día parece extender un poco más los límites de lo tolerable, nos hemos visto en la constante necesidad de repensar y reimaginar, sin pretensiones de abarcarlo todo ni de decirlo todo, la abstrusa realidad política en que nos encontramos.

Las seis secciones del presente número de Sycorax transitan, entonces, de un modo o de otro, todos esos escenarios que han nos resultado ineludibles, impactos profundos en el paisaje de nuestra cotidianidad que han colocado un ánimo de estado de excepción en el discurrir más doméstico, más íntimo, más modesto de nuestras vidas.

En la sección Debate, quienes conformamos el Comité Editorial nos preguntamos sobre las implicancias de las elecciones, sus irregularidades, nuestras expectativas, los modos en que seguimos, a pesar de todo, resistiéndonos a la pobreza de esta realidad que vivimos, como siempre, desde los ejes afectivo, estético y político. La sección Ensayo contiene tres textos: “Tiempos oscuros”, de Ana María Amar Sánchez, un trabajo que articula literatura, teoría, violencia, historia y memoria en nuestra región para pensar los rastros de la convulsión política más o menos reciente en la coyuntura del encierro pandémico; un brillante e incisivo texto sobre la escritora chilena María Luisa Bombal -tan grande como olvidada-, del escritor y crítico Fabián Darío Mosquera, y un trabajo sobre la autofiguración en la novela breve La hora de la estrella, de Clarice Lispector, de María Auxiliadora Balladares.

Este número viene con dos entrevistas a extraordinarixs poetas de nuestro país: Roy Sigüenza y Gabriela Vargas Aguirre, ambxs en un momento importante de reconocimiento de su obra.

En la sección Reseñas, siete textos potentes dan cuenta de algunos de los acontecimientos estéticos que más nos han marcado en estos meses: sobre la obra La melancolía del turista, de Shaday Larios y Jomi Oligor, escribe Rubén Ortiz; Fausto Rivera Yánez piensa las potencias del gris en la exposición fotográfica Tardes grises en Quito, de David Coral; el libro de relatos Soplen vientos y a romper mejillas, de Esteban Mayorga, es reseñado desde una cierta política de la amistad por Sebastián Oña Álava; Isadora Ponce hace una inmersión afectiva y estética en Ábrete Sésamo, proyecto musical solista de Mariela Espinosa de los Monteros, también conocida como Sr. Maniquí; desde Argentina, Dulcinea Segura reseña Entonces baila. El cuerpo como texto, de Laura Swarc, texto pedagógico que aborda el cuerpo como dispositivo creativo; Bertha Díaz escribe sobre el libro de poemas Tout cela/Todo eso, de Pascal de Neufville, y finalmente, María Auxiliadora Balladares reseña la película Los hijos de Isadora, de Damien Manivel.

Nuestra sección Reacciones está dividida en dos: por una parte, Érika Arteaga y Liz Zhingri reflexionan alrededor del veto al Código Orgánico de Salud por parte del presidente Lenín Moreno y, por otro, David Chávez y María Mercedes Eguiguren escriben sobre el estado actual de la educación superior pública en nuestro país.

La sección Vitrina está dedicada esta vez a la obra Tornado, de Martha Luisa Hernández Cadenas, también conocida como Martica Minipunto, de Cuba, presentada por Gabriela Ponce.

Una inmensa incertidumbre marca este número y nuestras vidas. Y, sin embargo, nos obstinamos en el ejercicio de la duda, de la mirada que no se conforma, de la lectura como apertura a lxs otrxs, de la escritura como práctica política que abre posibilidades vitales en el paisaje oscuro que tenemos al frente. Bienvenidxs a Sycorax.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.